Carta al director

Derribando barreras

Por: Diario Concepción | 07 de Agosto 2017

Señor director:

La accesibilidad universal es para todas las personas, incluidas aquellas que viven alguna situación de discapacidad, por tanto, las ciudades deberían ser diseñadas y construidas para el uso seguro y autónomo de cualquier ser humano que quiera deambular por sus calles. Las barreras de acceso al entorno, el transporte, la información y comunicación condicionan la participación social y ejercicio de libertades fundamentales del ser humano, tal como afirma Senadis. En particular, para las personas con movilidad reducida, esta accesibilidad es un asunto pendiente. Se han sabido de casos de personas que utilizan silla de ruedas para su desplazamiento y que sufren por el estado de las calles y las veredas. Reclamos como que en las comunas con mejor calidad de vida, que tienen mayor nivel económico, el estado de las calles es mejor. Esta problemática aumentaría en el caso de regiones. Esto refleja que la discapacidad es una barrera del contexto, y no una condición individual centrada en un sujeto. La discapacidad es el producto del prejuicio y la discriminación de una sociedad que no comprende que los seres humanos somos diversos, creando barreras ( físicas y sociales) que impiden la libre expresión de esa diversidad.

Vicky Parraguez
Académica Escuela Terapia Ocupacional U. Andrés Bello

Etiquetas