Carta al director

Venezuela-Chile

Por: Diario Concepción | 01 de Agosto 2017

Señor Director:

La derecha, como siempre, solo cree en la democracia a la altura de sus propios intereses y en gobiernos que protejan y defiendan sus privilegios. Ocurre que en Venezuela nos encontramos nuevamente con una situación de escalada desestabilizadora por parte de la derecha para derrocar a un gobierno legítimo de izquierda.

La derecha hace un plebiscito sin padrones, ni recuentos públicos, quema las actas de votación, dice que votaron 7 millones y sus resultados son catalogados de legítimos. El gobierno Bolivariano de Venezuela hace un plebiscito regulado por ley, con un sistema electoral de los más fiables del mundo, votan más de 8 millones y se duda de su legitimidad. A la derecha le gustan sus procesos electorales amañados como en Chile para la Consulta del 78 o el Plebiscito del 80.

Es evidente la intervención extranjera en la situación Venezolana, similar a lo ocurrido en Chile antes del golpe de Estado. En Venezuela del 2017 hay una democracia como la hubo en Chile en 1973. Si en Venezuela se concreta un golpe de Estado de  derecha con apoyo extranjero, al igual como ocurrió en Chile, la masacre será enorme.

Basta de mentiras. Latinoamérica se merece un presente y futuro mejor. La Izquierda debe hacer de la Democracia su ambiente natural y la lucha por la igualdad de derechos, de oportunidades y solidaridad su esencia programática. Ojalá la derecha sea capaz de superar su propia codicia, fuente de todas las mentiras y retórica para justificar su posición de privilegio, como lo hizo en Chile en 1973 y como lo hace hoy en la Venezuela de 2017. Pero esto último es solo una esperanza vaga.

 

Jorge Oyarzún

Profesor de Filosofía

 

Etiquetas