Carta al director

Pedro León Gallo Goyenechea

Por: Diario Concepción | 23 de Julio 2017

Pedro León nació en Copiapó, el 12 de febrero de 1830. Fueron sus padres Miguel Gallo Vergara, millonario empresario de los minerales de plata de Chañarcillo y Candelaria Goyenechea De La Sierra.  Sus primeros estudios los realizó en el Colegio de la Merced de Copiapó, para luego trasladarse a Santiago e ingresar al instituto Nacional. Egresado del Instituto y con 18 años de edad, en 1848 se incorpora a la guardia nacional como oficial. Defendió al gobierno de Manuel Montt el 20 de abril de 1851, del motín militar organizado por el coronel Pedro Urriola Balbontín, que será el inicio de todo un conflicto nacional, con el levantamiento en Concepción del ejército del sur, por el general penquista José María de la Cruz, derrotado en Loncomilla y el motín de cambiazo en Punta Arenas.

De regreso en Copiapó, Pedro se dedicó a los negocios familiares, y a una activa vida política, acompañado por su hermano Ángel Custodio y, los hermanos Guillermo y Manuel Antonio Matta, quienes impulsaban por aquel entonces reformas a la constitución conservadora de 1833.  Pedro León venía en política de una posición extrema, del partido liberal de ideas laicas, que, junto a hombres de la talla de Francisco Bilbao, José Victorino Lastarria y otros crearon la sociedad de la igualdad. Sus ideas políticas las plasmó en periódicos como La Tribuna de Santiago y el Copiapino de su localidad natal.

Discrepancias al final del decenio Montt-Varista, motivaron un alzamiento revolucionario en Copiapó en el año 1859, que comenzó con un triunfo del ejército nortino en la Batalla de Los Loros (14 de marzo de 1859) para terminar con la derrota en la Batalla de Cerro Grande (24 de abril de 1859), causando el exilio a la Argentina y otros lugares de Pedro León Gallo y los demás jefes revolucionarios, que volverán luego al país con mayores bríos políticos al término del gobierno de Manuel Montt.

Con la ley de amnistía, dictada por el gobierno de Joaquín Pérez Mascayano, Pedro vuelve al país en 1863, constituyendo en Copiapó la primera asamblea radical el 27 de diciembre de 1863, momento que se celebra la constitución del Partido Radical de Chile existente hasta hoy, que declara entre sus principios de ayer y hoy ser una colectividad laica, constituida por libre pensadores y adherentes provenientes de una pluralidad de creencias y pensamientos que, lucha por la libertad, la igualdad, la fraternidad, y la democracia, propendiendo a la participación de las mayorías en la política, la economía y la cultura bajo los principios universales del cambio permanente, del humanismo, el racionalismo y el laicismo.

Además, formula un estado social y democrático de derecho, promotor del desarrollo y garante de las libertades civiles y los derechos sociales.

Durante su vida política, Pedro León Gallo fue propuesto como candidato a la presidencia de Chile en 1866; además fue electo durante 10 años como diputado por Copiapó y Caldera entre los años 1867-1876, y senador por Atacama para el periodo 1876-1882, ciclo que no completó, ya que falleció producto de una antigua herida ocasionada en la Batalla de Los Loros.

Hoy, una calle del Barrio Pedro del Río Zañartu, recuerda a este eminente político, fundador del partido radical de Chile.

 

Alejandro Mihovilovich Gratz

Profesor de Historia y Geografía

Investigador del Archivo Histórico de Concepción 

Etiquetas