Carta al director

Trastorno del Espectro Autista

Por: Diario Concepción | 22 de Julio 2017

Señor Director:

El trabajo como terapeuta ocupacional en niños, niñas y adolescentes con diagnóstico Trastorno del Espectro Autista (TEA), es un desafío constante en una sociedad que estigmatiza y discrimina a las personas que son diversas en su manera de expresarse en la vida. Es necesario brindar un espacio de atención, abordaje y contención con una perspectiva sistemática y familiar.

Entre los apoyos que se deben brindar en esta institución están las “escuelas para padres”, donde se expresen sus vivencias de parentalidad en las distintas etapas del ciclo vital de sus hijos en su calidad de personas, con crisis características de tipo normativas con las respectivas individualidades. Por tanto, con ello, se intenta dar cuenta que las personas con TEA presentan las mismas etapas del desarrollo, evitando el trato sobreprotector hacia los jóvenes.

Se pueden abordar temas de sexualidad y TEA desde una perspectiva del desarrollo, donde participen padres, madres y familiares, con el objetivo es facilitar un espacio de orientación. La sexualidad y la discapacidad es un tema poco abordado y está rodeado de mitos, prejuicios y constructos sociales, que limitan el desarrollo de las personas.

La terapia ocupacional toma relevancia al involucrarse en aspectos cotidianos, aportando en los espacios familiares, escolares y de participación social, visibilizando las potencialidades y fortalezas de las personas, en una sociedad siempre tan restringida y discriminadora hacia quienes se expresan en la vida desde otras diversidades.

 

Claudio Acevedo B.

Académico Escuela de Terapia Ocupacional U. Andrés Bello

Etiquetas