Carta al director

Servicio a los que viven en la calle

Por: Diario Concepción | 20 de Julio 2017

En medio del frío invierno, la Iglesia Católica, en Concepción, junto a diversas organizaciones y abnegados voluntarios, está haciendo un gran esfuerzo por aliviar el dolor de las personas que viven en la calle.

En este sentido, disponemos de un albergue móvil con alimentos, ropa, duchas y 4 camas para personas en situación de calle, que funciona entre las 22.30 y las 07.30 horas, de lunes a sábado, en la plaza de la Independencia, en Concepción.

Tenemos también  albergues que funcionan en la Parroquia San Juan María Vianney, Los Álamos, una hospedería en Curanilahue, que funciona todo el año, y en invierno aumenta los cupos; en la parroquia Cristo Salvador  y Nuestra Señora del Carmen, en Talcahuano; en calle  Serrano esquina Manuel Rodríguez y en Manuel Rodríguez 935 – que funciona todo el año-, en Concepción. Pero además, funcionan las rutas en Hualpén y Talcahuano, equipos que salen en las noches desde la Parroquia de los Sagrados Corazones, y en Lota alto, desde la Parroquia San Matías.

Este es un esfuerzo inmenso que está animado por el amor a Dios y al prójimo, y que pretende dar alivio, techo y pan al que no lo tiene. Emocionan, además, las múltiples iniciativas que surgen de personas y familias, creyentes y no creyentes que, ante el rigor del invierno, no quedan indiferentes y ofrecen lo que tienen.

Invitamos a todos los habitantes de la región a que hagan algo por alguien. La vida tiene muchas vueltas y nada ni nadie puede garantizar que mañana seremos nosotros los que estemos viviendo penurias que atentan en contra de la dignidad del ser humano. El mandamiento del amor es concreto y real para personas concretas y reales, como los que están en situación de calle.

Fernando Chomali

Arzobispo de Concepción

Etiquetas