Carta al director

La vida después del cáncer

Por: Diario Concepción | 14 de Julio 2017

El cáncer ha sido una de las mayores problemáticas de salud pública en los últimos años, no tan solo en Chile sino que también en el mundo. Por ello es importante ver los diversos factores y miedos que genera cuando a un familiar, amigo o tal vez a uno mismo se le entrega este diagnóstico que además siempre suele ser sorpresivo.

Cuando hablamos de lo anterior suena sumamente externo a la persona, pero la vivencia de una enfermedad como el cáncer involucra muchos temores en quienes han vivenciado este tipo de patologías. Las personas siempre piensan que después de ser diagnosticadas se van a morir, o que ya no podrán realizar su vida como lo era antes.

Si bien lo anterior y lo señalado por variados autores, creo que es momento de ir un poco más allá. Hay personas que sobreviven después de la vivencia de un cáncer pero ¿qué pasa cuando retoman sus vidas? Si pensamos en esta vivencia como una etapa de la vida que se cierra, las personas no son las mismas de antes; a veces cambia la forma de mirar la vida y cómo se relacionan con los amigos, parejas e incluso con sus hijos o padres pues la vivencia de la enfermedad produce cambios radicales en la persona.

¿Cómo se desempeña desde lo cotidiano? ¿Cómo actúa en la sociedad cuando ésta no se ha detenido? ¿Cómo lo hace sobre todo en este mundo que demanda que nos desarrollemos lo más eficaz y eficiente posible donde los errores no son permitidos y los ritmos de vida son tremendamente acelerados?

Es importante entender que como sociedad debemos considerar estas vivencias pues modifican la forma de ver la realidad. Además debemos comprender que esta condición de salud nos puede afectar a todos y desde ahí la recomendación de disminuir o tratar de eliminar los factores de riesgo.

Igualmente las personas que viven un cáncer o alguna otra condición de salud deben plantear la necesidad de ayuda y también considerar que el apoyo de la familia y amigos, es un pilar fundamental pues favorece los procesos de recuperación no tan solo de la enfermedad sino que también de la manera de retomar la vida de personas que han sobrevivido a esta enfermedad.

 

Maximiliano Merino Suárez
Terapeuta ocupacional y académico
Terapia Ocupacional
Universidad San Sebastián

Etiquetas