Carta al director

Violencia interpersonal y su impacto en la salud

Por: Diario Concepción | 12 de Julio 2017

En 1996 la Asamblea Mundial de la Salud declaró que la violencia es un problema de salud pública creciente por la cantidad de personas que se ven afectadas por ella (OMS, 2014). Además del sufrimiento que provoca en las víctimas, genera un impacto negativo para las economías de los países.  Para comprender su impacto en la salud, se debe complementar la óptica individual (micro) con una social (macro) debido a que los procesos biológicos se ven afectados por procesos socioculturales.

La carga de enfermedad para Chile al 2010 asociada a hechos de violencia, tanto física como mental, ha representado para los hombres 44.192 y para las mujeres de 5.981 años vividos con alguna discapacidad severa producto de hechos de violencia (Avad). El tramo de edad en ambos sexos con mayor carga es de 15 a 24 años con 15.203 años.  Otro indicador que muestra la magnitud de la violencia en Chile corresponde a los registros policiales de los  delitos de mayor connotación social (Dmcs) reportados por Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Según la cartera entre el 2014 y el 2015 en la mayoría de los casos hay una tendencia a la baja en la tasa, especialmente en los homicidios (-11.3%),  seguido por lesiones menos graves,  graves o gravísimas (-6.8%). Aun así la preocupación se mantiene ya que estos registros corresponden a los hechos denunciados  y no necesariamente a los efectivamente ocurridos, y la tasa de victimización prácticamente se ha mantenido en un 9.7 y 9.6 para los años 2015 y 2016 respectivamente.

Ser víctimas de violencia interpersonal tiene implicaciones en los aspectos psicosociales, comunitarios, jurídicos y en lo político, que deben ser abordadas por las políticas públicas y éstas deben contemplar el desarrollo de fortalezas que protejan de nuevas agresiones, evitando  aumentar el daño ya generado,  y que deben estar presentes además del contexto más personal, familia y grupos de amigos,  en los contextos de la comunidad en que viven.

Las políticas públicas han intentado un abordaje comunitario de la violencia interpersonal. Sin embargo, estos intentos no han sido suficientemente efectivos, por una parte, debido a que han quedado circunscritos en una comprensión individual y criminológica, descuidando la naturaleza multidimensional que en la cual se encuentran las relaciones que se construyen en la comunidad, como la confianza, el sentido de pertenencia y la cohesión social, entre otros. La construcción de una sociedad solidaria y justa, necesita generar conciencia de comunidad, de responsabilidad ante los asuntos que afectan a cada uno, como es el caso de la violencia interpersonal, que está presente tanto en los  espacios privados como públicos.

Jessica Candia Cid
Académica de Trabajo Social
Universidad San Sebastián

Etiquetas