Los peligros de desarrollar “multitasting”

Estudios indican que desarrollar multitareas puede bajar los índices de productividad, debido al aumento de los niveles de estrés que esto conlleva. Disminución del IQ, es una de las consecuencias.

Si se despierta, chequea mails y revisa Redes Sociales mientras desayuna, o termina un reporte mientras se mantiene una call conference, con más de 20 pestañas abiertas en el navegador, puede que al terminar el día muchas tareas iniciadas se encuentren inconclusas, y estas se deban sumar a las del día siguiente, lo que generará un desgaste tanto físico, como mental, disminuyendo la capacidad resolutiva a causa del estrés.

Muchas personas se consideran especialistas en el arte de la multitarea, pero al contrario de lo que se suele creer, el multitasking puede resultar contraproducente. Está científicamente demostrado que cuando se realizan varias tareas al mismo tiempo, corre riesgo la productividad y la eficiencia.

"En el caso de las personas que trabajan por su cuenta hay una especial tendencia al multitasking. Es importante organizarse con los tiempos y planificar el trabajo para ser realmente productivo y que el cliente esté conforme con los resultados”,  indicó Antonia Bensusan, responsable de marketing de freelancer.com.

Un artículo publicado en el Journal of Experimental Psychology, explicaba que un estudiante tenía un 40% más de lentitud para resolver problemas matemáticos, si debían cambiar de tarea en un corto tiempo. Es más se desprende del estudio que la multitarea tiene un efecto negativo sobre el cuerpo, induciéndolo a liberar adrenalina, como también de cortisol, hormona responsables del estrés.

 

Incidencias del trabajo independiente y la fuga de ideas

Uno de los motivos del crecimiento de las plataformas de trabajo independiente es que, ante necesidades acotadas a un determinado proyecto, las empresas privilegian la contratación de un freelance para cubrir dichas necesidades puntuales, en lugar de sobrecargar de temas a recursos propios, o incorporar personal nuevo que luego quedará ocioso”, expresó Bensusan.

De esta forma, la ayuda de un especialista para temas específicos, puede evitar la sobrecarga de tareas y contribuir a un incremento en la productividad y la eficiencia global, sumando valor agregado al negocio que se desarrolla de forma independiente.

Por su parte Russ Poldrack, profesor de neurociencia de la Universidad de Standford, dice que “tratar de adquirir información nueva mientras se realizan otras actividades hace que este conocimiento termine en la parte equivocada del cerebro”, lo que incrementará los niveles de ansiedad al no poder recordar todo lo necesario para llevar a cabo las multitasting.

Opinión que comparte el neurocientífico estadounidense Daniel J. Levitain, quien indica que “al alternar tareas se activa el consumo de glucosa, responsable para que las neuronas funcionen de forma óptima”. Si bien se están adquiriendo nuevos conocimientos, se están agotando los recursos para un buen funcionamiento cerebral.

 

¿Cómo mejorar esto?

1-    Realizar pausas de cinco minutos, cada media hora en el trabajo, que permitan liberar la mente: leer, tomar aire o simplemente ejercicios de estiramiento.

2-    Crear un periodo de desconexión, desde cerrar las ventanas en el pc, hasta apagar el router de Internet, así las notificaciones de Facebook, Twitter y correo electrónico no interrumpan el momento de relajo.

3-    Autocontrol, es decir autorregularse para que las Redes Sociales, no ocupen todo nuestro valioso tiempo.

Finalmente, estar en la era tecnológica no significa ser esclavo de esta, se debe tener la capacidad de sociabilizar con los pares, darse tiempo para disfrutar lo que ofrece el entorno, la naturaleza por ejemplo, y así no terminar siendo “maquinas recargadas de información”.