Una mujer asume por primera vez como Comisario de Carabineros

negocios

La uniformada es la nueva jefa de la Cuarta Comisaría de Lomas Verdes. Con 156 uniformados a su cargo, aspira a tener una gestión cercana a la comunidad. 

Carolina Abello Ross
carolina.abello@diarioconcepcion.cl


La mayor de Carabineros Karen Varela (39) está acostumbrada a marcar pauta entre sus pares. Hoy es la primera mujer comisario de la Región, pero antes de eso postuló a la institución (en 1997) y fue la única mujer en Concepción que quedó. 

Con ese logro venció la reticencia de sus padres a que vistiera el uniforme, pero que lloraron cuando su hija los llamó de Santiago para contarles que asumía el mando de la Cuarta Comisaría de Lomas Verdes. "Hoy, les agradezco por ser quien soy".

"Tenían miedo por mí, y querían que estudiara una carrera, así que ingresé a estudiar Pedagogía en Biología, pero me dieron una oportunidad para postular. Sólo una, y lo logré", comentó la oficial. 

Entró a Carabineros por la orientación social que tenía. "Y fue un tremendo desafío, porque tenía que demostrar que era lo que yo quería. Cuando fui la única de Concepción que quedó en Carabineros, me apoyaron".

Estudió tres años y luego fue destinada a la 34 comisaría de Menores, luego estuvo en Chillán, Coyhaique, volvió a Santiago y en 2008 regresó a su ciudad natal, donde se desempeñó como ayudante de Intendencia, al final del periodo de María Soledad Tohá. Luego siguió con María Angélica Fuentes, Jaime Tohá, Jacqueline van Rysselberghe y Víctor Lobos, hasta el 2011, cuando fue destinada a Lomas Verdes, ya como capitán.

"Estar en intendencia es una tremenda responsabilidad, porque uno es oficial de enlace y canalizamos las situaciones de seguridad con quien corresponde". 

Hoy está separada y tiene a Cristian, de 14 años, quien la acompaña en su trabajo y destinaciones. "Yo hago todo lo que hago por él". 

En 2015 la mayor Varela postuló a la Academia de Ciencias Policiales. Tras aprobar el curso, volvió a Concepción, como comisario, a Lomas Verdes, transformándose así en la primera comisario de la región. 

"Yo me acuerdo que lloré, porque para mí fue muy potente saber que podía volver a mi casa, con mi familia, y agradecida de que la institución haya confiado en mí para hacerme cargo de una comisaría. Hoy gracias a Dios se están abriendo espacios para las mujeres, en Santiago hay mujeres comisario, pero en regiones es muy poco". 

Hoy, tiene una dotación de 156 uniformados a su cargo, para los cuales no es tema que su jefa sea una mujer, aseguró la oficial.

"A lo mejor algo de eso hubo con las generaciones antiguas, que nunca estuvieron con mujeres, pero en las generaciones nuevas hay otro concepto y visión. Lo toman de una forma diferente. Cumplen las órdenes, son muy respetuosos conmigo y tengo muy buen personal en esta unidad". Lomas Verdes comprende entre Vicuña Mackenna, río Bío Bío, Jorge Alessandri y Río Andalién.


Su sello personal


Para Karen Varela, una de sus ventajas al convertirse en comisario es conocer muy bien la ciudad y la Región. Por eso, aseguró que quiere trabajar con la comunidad. "Y eso es lo que yo les inculco a mis carabineros: el buen trato, la comunicación con la gente, el llegar oportunamente, sus necesidades. Nosotros tenemos que prepararnos diariamente, y estoy trabajando en capacitarlos, para crecer personal y profesionalmente". 

La mayor está muy consciente de que la institución es una de las mejores evaluadas por la ciudadanía y del anhelo de las personas de tenerlos cerca de sus casas y lugares de trabajo, para sentirse más seguros. 

"Pero en las reuniones que yo he tenido con las juntas de vecinos, le he manifestado a las personas que antes de ser carabineros, somos seres humanos, y mi intención es poder aportar a que ellos estén tranquilos y seguros, pero no puedo tener un carabinero en cada esquina, porque no tengo los recursos y porque lo más importante es abordar el delito, saber dónde se está cometiendo y enviar gente a esos lugares". Por eso, reiteró la importancia de que la gente denuncie.

En el sector, uno de los delitos más complejos es el robo a accesorios de vehículos, que se concentra en el sector de los pubs y en la Vega Monumental. 

"Ya estamos trabajando generando medidas para atacar ese foco, porque yo me focalizo en los delitos que la misma ciudadanía denuncia. Es decir, si yo tengo mucho delitos en un sector, debo enviar gente para allá, pero el delito obviamente se va a mover, entonces ahí hay otras personas que nos van a requerir. Hay muchas cosas que la población demanda, y también estamos para hacer prevención y que la gente se sienta segura".