La masiva fuga de militantes del PRO, más allá de la desafección con ME-O

Fecha Publicación: 12/1/2017

Si bien a nivel nacional hablan de falta de democracia, en Bío Bío afirman que acá ese no es el problema. Pese a esto, se han dado otros conflictos internos que desembocaron en la salida de militantes que jugaban roles importantes en el Partido Progresista.
 

Maximiliano Alarcón González
maximiliano.alarcon@diarioconcepcion.cl


Hace algunos años eran vistos como la principal fuerza política no tradicional que podía ser una alternativa a lo que es hoy la Nueva Mayoría y Chile Vamos, pero hoy la situación es crítica. Diferencias internas han generado un quiebre, más allá del proceso de desafección de muchos militantes del Partido Progresista con su otrora líder y fundador, Marco Enríquez-Ominami.

El martes, cerca de 20 militantes llegaron hasta el Servel para oficializar sus respectivas renuncias al PRO. El motivo en términos generales es la "falta de democracia interna", sobre todo a la hora de querer discutir sobre algunas prácticas del partido, como la "presidencialización" de las pasadas elecciones municipales, donde un punto central fue destacar la imagen de Marco Enríquez-Ominami, quien aspira a llegar a La Moneda. Todo el conflicto dejó unos 70 automarginados de la colectividad.

En la Región del Bío Bío el PRO venía concretando algunos objetivos. El año pasado lograron instalar su sede en el centro de Concepción, lo que era una de las metas principales para mejorar el trabajo orgánico.


Diferencias

Hoy, según José López, vicepresidente regional del partido, no hay una situación crítica en el Bío Bío, menos aún falta democracia. Argumenta que constantemente se realizan ampliados o distintas instancias en que los militantes plantean sus inquietudes y son discutidas.

"No tenemos información de militantes que hayan renunciado. Tenemos un caso que nos duele, que es Benjamín Jara, que era un militante emblemático, pero aquí hemos tratado de hacer el partido bien democrático, bien participativos, no nos afecta tanto la bullada renuncia, que al final no es tanta".

López dice que los que se fueron lo hacen para integrarse al frente amplio, pero que no les ha afectado. Actualmente están enfocados en el refichaje de militantes y captar nuevos integrantes para la colectividad.

Pero el caso que duele en el PRO, el de Benjamín Jara, ex militante de la juventud, permite ver en una perspectiva más amplia el acontecer de la colectividad.

Los militantes de Santiago que renunciaron formaron el Movimiento Democrático Progresista. Esto no se replica en la Región, pero sí hay renuncias con distinta motivación, así lo relató Jara.

"En provincia de Ñuble se rompieron, porque el lote de Ñuble era de Rodrigo Troncoso (uno de los que lidera la disidencia). Pero acá en Concepción no hay renuncias masivas, pero sí unos 15 que simplemente se desentendieron del partido, ya no van. Mientras que la juventud del partido en la Región ya no existe", explicó Jara.

El ex progresista cuenta que tras su salida la juventud del PRO no ha vuelto a rearticularse. Sobre su renuncia declara: "Visualicé que la democracia interna de la juventud del partido estaba siendo poco participativa a nivel nacional, además, no estaba dispuesto a trabajar en las elecciones municipales de 2016".

Aunque el PRO Bío Bío tuvo un conflicto interno exclusivo a nuestra zona. Mario Jara dirigía el comunal Chiguayante del PRO, fue candidato a alcalde y tras las elecciones que no ganó, tomó otro camino.

Hoy Mario Jara pertenece a las filas del Partido Radical, y con él, otros ex militantes del comunal Chiguayante del PRO habrían seguido su camino, esto en apoyo a la candidatura presidencial de Alejandro Guillier.

José López indicó al respecto: "Como no salió electo, lo llamaron del Partido Radical y renunció, pero fue solamente él. Ya reestructuramos el comunal Chiguayante".


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF