Opinión: "Que no lo manipulen", por Jorge Porter

Jorge Porter Taschkewitz,  
Ingeniero Comercial

Varias encuestas de corte político, nacionales e internacionales, han fracasado estrepitosamente en sus proyecciones.

En Chile, en pocos meses, hemos tenido 5 encuestas con  distintos objetivos, y más allá de lo cotidiano y del momento que es lo que ha fallado en las otras encuestas, estas cinco nos muestran temas de fondo y más permanentes, de mediano y largo plazos.

En la encuesta Bicentenario 2016 PUC – Adimark, por ejemplo, se consulta al entrevistado si su actual vida en familia, su nivel de ingresos, su tiempo libre, su casa y su trabajo son mejores o mucho mejores que los de sus padres, la respuesta es entre un 57% y un 67% que sí.

Además, se pregunta sobre garantías de ciertos derechos y libertades y las respuestas de “poca o nada de garantías” obtiene entre un 61% y un 76% para temas como: protección de la propiedad privada, derecho a la salud, protección del ambiente, igualdad e igualdad ante la ley.

En la encuesta Cerc – Mori Diciembre 2016,  por ejemplo, ante la pregunta: ¿en qué gobierno le ha ido mejor a Ud. y familia?, las respuestas son: primer gobierno de Bachelet 25, Piñera 21, Lagos 9, Frei 6, Aylwin 3 y, en último lugar, el nuevo gobierno de Bachelet 2.

La misma encuesta también pregunta “si ha votado en las últimas elecciones”, las respuestas son: Nunca un 18% y en algunas un 25%. Pega para los políticos de encantar a estas personas.

En la encuesta Cadem del 3 /1 / 2017, se sigue mostrando que las reformas tributaria, de educación y laboral tienen una abrumadora desaprobación ya que sus niveles de aprobación están sólo entre el 22% y el 29%.  Esta misma encuesta en cuanto a gestión, califica con alta desaprobación el manejo de la corrupción, de la delincuencia, del conflicto mapuche y de la salud, con porcentajes entre 78% y 89% de desaprobación.

En la encuesta Adimark, Diciembre 2016, la identificación con la oposición se dispara a 41% versus un 31% de identificación con el Gobierno. En esa misma encuesta, la aprobación del Congreso impresiona: Senado 12% y Cámara de Diputados 10%.  

Por último, en la reciente encuesta CEP, un 67% cree que el país está estancado, un 17% cree que está progresando y un 16% cree que está en decadencia. En otra pregunta, el 47% dice que “debería premiarse el esfuerzo individual aunque se produzcan importantes diferencias de ingresos”, frente a un 15% que dice “los ingresos deberían hacerse más iguales, aunque no se premie el esfuerzo individual.

Similares porcentajes se obtiene con “la principal responsabilidad por el sustento económico de las personas está en las personas mismas” 44%, frente a un 14% que dice “la principal responsabilidad por el sustento económico de las personas está en el Estado”.

Me parece que la clase política ha “leído” mal al país, creo que la mayoría de los chilenos queremos más libertades, individuales y  para emprender, queremos cambios pero no con ideologías obsoletas, queremos acceder a más bienestar y a mejores condiciones de vida pero en forma de mérito y no de asistencialismo, queremos saber enfrentar el cada vez más incierto futuro y sus nuevos empleos, tenemos que eliminar la pobreza inadmisible y usar los recursos en forma eficaz, queremos que el Estado se modernice y desarrolle las regiones, que sea eficiente, de un tamaño adecuado y que no sea más un botín político, y queremos tener un elevado crecimiento económico, educacional y cultural.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF